El apoyo de Misiones a la 170 del Inym garantiza el crecimiento equitativo para todos los sectores de la Yerba Mate

El apoyo de Herrera tiene motivaciones claras y objetivos profundos. Lejos de prohibir las plantaciones y destruir la capacidad productiva, la Resolución 170 prevé un crecimiento regulado y equitativo para que todos los actores, tanto pequeños como medianos y grandes, puedan aumentar su superficie.

La medida fue solicitada al INYM por las entidades que representan a los productores de Misiones y Corrientes y obtuvo amplio respaldo de los sectores de tareferos y cooperativas. Tiene como objetivo evitar una crisis social y económica por sobreoferta de hoja verde, permitiendo de esta manera un crecimiento ordenado y paulatino de la materia prima, brindando condiciones para el arraigo de la familia rural, la generación permanente de mano de obra a cosecheros y contribuyendo a la dinamización de la economía en cada uno de los municipios donde están las plantaciones.

 

Este concepto expuesto va con la idea del fortalecimiento del arraigo rural que posee como política pública el Gobierno local, teniendo en cuenta que Misiones es la provincia con la mayor cantidad de agricultores familiares en el país, y que, en cada chacra, las pequeñas extensiones de yerba mate son sumamente importantes en la economía de la familia y de los pueblos.

 

Son las pequeñas y medianas plantaciones las que generan trabajo para los tareferos. Para entender esto hay que tener presente que las nuevas extensas plantaciones son de alta densidad preparadas para la cosecha con máquinas, y en la cosecha mecánica el tarefero casi no tiene cabida (un tarefero cosecha entre 700 y 800 kilos de hoja verde por día en las pequeñas y medianas plantaciones, mientras que una máquina cosecha 20 mil kilos por día).

 

Los datos actuales demuestran la necesidad de implementar la Resolución 170/21 para cuidar al pequeños y mediano productor y al tarefero. Mientras que en un extremo el 27 % de la hoja verde es aportada por 5.143 productores que poseen menos de 10 hectáreas de yerba mate y constituyen el 67 % de los actores, en el otro solo el 1% de los productores (80 empresas) con más de 100 hectáreas aportan la misma cantidad.

 

Si se tiene en cuenta este análisis no va a faltar ni materia prima ni yerba mate en góndola, porque la Resolución 170 /21 habilita 5 hectáreas nuevas por productor por año a partir de 2022. Esto potencialmente representa 49.000 nuevas hectáreas plantadas por año, ya que son más de 9.000 productores. Esta superficie potencial constituye el doble de lo que se ha plantado en los últimos 7 años. Si a esos números se suma la posibilidad de plantar por año el 2% de la superficie ya inscripta (hoy 177.534,912), son 3.550 hectáreas más, con lo cual se desestima la idea de limitación y prohibición.

 

Esto indica que la actividad yerbatera tiene la posibilidad de incorporar poco más de 53.465 hectáreas cada año; es decir, puede ampliar anualmente en un 30% la extensión de yerba mate cultivada.

 

Según datos de sector, en los depósitos de la industria existe un stock de 248 millones de kilos, el equivalente a casi diez meses de consumo, tanto para el mercado local como para las exportaciones. De acuerdo a esas estimaciones, al cierre de mayo la industria yerbatera contaba con el mayor stock de los últimos cinco años.

 

En cuanto a materia prima, anualmente se procesan alrededor de 800 millones de kilos de hoja verde de yerba mate y las proyecciones indican que, de no mediar alguna contingencia climática grave, ese volumen se mantendría este año.

 

Fuente: revistacodigos.com

🌱 🍵 🧉

 

#YerbaMate #MateArgentino #MateMisionero #Mate #TomaMate #QuedateEnCasa #SomosResponsables

Klimiuk Hermanos SRL

Ruta Nacional 14 KM 903

CP: 3360 - Campo Viera

Misiones - Argentina